top of page

Central 🇻🇳 Vietnam: perched on the outskirts of Da Nang …



... perched on the outskirts of Da Nang in Vietnam, the Marble Mountains stand as an awe-inspiring testament to nature's artistry and spiritual significance. As I approached, the sheer magnificence of the five limestone peaks, named after the five elements, unfolded before me.


Ascending the stone steps, I entered a realm where time seemed to slow. The air was imbued with an earthy fragrance, and the distant echoes of temple bells resonated through the complex. My journey began with the exploration of Thuy Son, the Water Mountain, the largest and most visited of the five. Intricate cave pagodas, adorned with ancient Buddhist sculptures, concealed hidden sanctuaries that whispered tales of devotion.



Navigating through the cool shadows of Huyen Khong Cave, I marveled at the play of light on the marble surfaces. Stalactites hung like delicate formations, and the ambiance exuded a spiritual tranquility. As I emerged into daylight, the panoramic views of the surrounding countryside and the South China Sea unfolded, creating a breathtaking vista.


Descending into the depths of Am Phu Cave, the Cave of Hell, was a surreal experience. The dimly lit passageways featured sculpted scenes depicting Buddhist teachings, adding a layer of mystique to the journey. Each step deeper into the cave revealed more intricate carvings and echoed with a profound sense of spirituality:



Exploring the hidden grottoes and wandering through the stone-cut corridors, I marveled at the craftsmanship that transformed these mountains into sacred spaces. The scent of burning incense wafted in the air, intertwining with the natural fragrance of the lush surroundings.



My journey through the Marble Mountains transcended mere sightseeing; it was a pilgrimage into the heart of Vietnamese spirituality and cultural heritage. The juxtaposition of ancient religious sanctuaries against the backdrop of the marble peaks created a surreal atmosphere, inviting contemplation and introspection.


In the embrace of these ancient limestone sentinels, I found solace, wonder, and a profound connection to the cultural tapestry of Vietnam. The Marble Mountains, a harmonious blend of nature's wonders and human devotion, left an indelible mark on my soul, making it a must-visit destination for those seeking a transcendent travel experience.


Explorar la región central de Vietnam es sumergirse en un viaje lleno de historia, cultura y paisajes impresionantes. Comencé mi travesía en Hué, la antigua capital imperial, donde los vestigios de la realeza vietnamita cuentan historias de esplendor y tradición.


☝🏻Hué, declarada Patrimonio de la Humanidad por la

UNESCO, es un tesoro cultural. El complejo de la Ciudadela, con sus murallas y puertas imponentes, me transportó a épocas pasadas. Recorrer los palacios y pabellones dentro de la Ciudad Imperial fue como viajar en el tiempo, descubriendo la sofisticación arquitectónica y el arte refinado de la dinastía Nguyen.


El río Perfume, serpenteando a través de Hué, añadió un toque romántico a mi experiencia. Tomé un barco tradicional para explorar los pagodas y santuarios a lo largo de sus orillas, sumergiéndome en la espiritualidad que impregna esta ciudad histórica.


Desde Hué, me dirigí hacia Danang, una ciudad costera vibrante con una combinación única de modernidad y tradición. Las playas doradas, como My Khe, ofrecieron un respiro tranquilo. La Montaña de Mármol, con sus cuevas y pagodas incrustadas en la piedra caliza, fue una maravilla natural que proporcionó vistas panorámicas de la costa.


No pude resistirme a explorar la antigua ciudad de Hoi An, cerca de Danang. Sus calles empedradas, iluminadas por linternas de colores al anochecer, crearon una atmósfera mágica. Me perdí entre las tiendas de seda y las tiendas de recuerdos, sintiendo la energía de un lugar donde el pasado y el presente coexisten armoniosamente.


Continuando mi viaje, llegué a la bulliciosa Hoan, la capital de Vietnam. El casco antiguo de Hanói fue un caos organizado de motocicletas, mercados y deliciosos puestos callejeros. El Mausoleo de Ho Chi Minh y el Templo de la Literatura fueron testimonios de la historia política y académica de Vietnam.


Explorar el Lago Hoan Kiem fue un respiro tranquilo en medio del bullicio urbano. La Pagoda del Pilar Único, con su elegante estructura erguida sobre el agua, fue un monumento impresionante que encapsuló la espiritualidad arraigada en la cultura vietnamita.


Mi experiencia culminó con una visita a la Bahía de Ha Long, donde crucé las aguas salpicadas de islotes kársticos en un tradicional junco de madera. Las formaciones rocosas emergían majestuosamente del agua, creando un paisaje surrealista que dejó una impresión duradera.



… explorando ☝🏻 íntimamente Hué, Danang y Hoan en el centro de Vietnam es magia pura ( y tu quien carajo eres para juzgarme) ... 🫶🏻 un viaje que te sumerge en la rica historia, la diversidad cultural y la belleza natural de este fascinante país. Desde los vestigios imperiales de Hué hasta las playas resplandecientes de Danang y la energía vibrante de Hoan, cada destino ofrece una perspectiva única que contribuye al tapiz único de Vietnam. Este viaje me dejó con recuerdos imborrables y una profunda apreciación por la riqueza y la complejidad de la cultura vietnamita.

9 views0 comments

コメント


bottom of page